Oferta de la Zona

RUTA EL GAITANEJO – CAMINITO DEL REY

 
Descripción:
 
Este recorrido de senderismo se inicia una vez dejado el coche en el aparcamiento que hay pasada la presa del embalse del Conde del Guadalhorce.
 
Para llegar hasta aquí desde Málaga, hay que tomar la carretera local que va por Álora y pasa al lado del poblado El Chorro, para continuar hasta el cruce (7 km.) que hacia la izquierda va a Ardales y hacia la derecha a la presa del embalse Conde del Guadalhorce, hacia donde debemos ir para dejar el vehículo.
 
Ya a pie, volvemos a pasar por la presa. Al final de esta se encuentra el sillón y la mesa de piedra, con la firma del Rey Alfonso XIII, que daba por inaugurada la obra. Continuaremos hasta la boca de un túnel peatonal de 180M que atraviesa la montaña y conduce al embalse de Gaitanejo.
 
Una vez aquí, tomaremos una vereda que desemboca en la pista forestal y, tras 1 km, llegaremos a la presa. Seguiremos por el camino que pasa por detrás del edificio de la central eléctrica y que llega hasta los primeros balconcillos del Caminito del Rey. A partir de aquí comienza el desfiladero de los Gaitanes. Hasta hace muy poco se podía recorrer durante 760 M, hasta que se llegaba a un puente que llega al otro lado del río; continuando por el caminito había que tener en cuenta que, en algunas zonas, estaba roto, y aún equipándonos para ir enganchados a un cable de acero que acompaña al caminito resulta muy peligroso debido al gran deterioro que ha desembocado en algunos accidentes que han hecho replantearse en varias ocasiones su reconstrucción y por lo que la entrada está derribada. Por tanto, de hacer esta ruta ésta terminará justo a la entrada del desfiladero.
 
La vuelta se hace por el mismo recorrido, pero al llegar a la presa se puede pasar por las balconadas que hay debajo de ésta, bajando por unas escaleras que se encuentran detrás del sillón de piedra. No hay que olvidarse de algo que caracteriza también a la zona que son las casas cueva, estas grutas no tienen más dueño que el que en ese momento la habita y van pasando de un huésped a otro durante un periodo de tiempo indefinido, según las necesidades e inquietudes de sus inquilinos.
 
Características de la Ruta:
 
Duración: 2 h
Grado de dificultad: Baja
Longitud: 5,5 km
 
RUTA LA HUMA
 
Descripción:
 
Este recorrido tiene una dificultad alta para las personas que no estén acostumbradas al senderismo y especialmente en pendientes. Se aconseja llevar ropa de abrigo en esos meses que el frío arrecia, por lo que recomendamos hacerla preferentemente en días soleados y no lluviosos. Es aconsejable también proveerse de agua suficiente.
 
La primera parte del recorrido la realizaremos hasta Las Escalerillas; para llegar hasta allí podemos ir en coche o bien andando.
 
Partiremos desde la estación del Chorro en dirección Sur, por una carretera asfaltada que se inicia cerca del restaurante la Garganta y que nos conduce al Valle de Abdalajís. El camino es de ascenso y con curvas durante el primer kilómetro. Transcurrido este primer tramo, veremos un aljibe a nuestra izquierda y una alberca rodeada de alambrada, de allí salen dos caminos terrizos a la izquierda. De ellos tomaremos el segundo que comienza con una fuerte subida, y que indica mediante carteles que vamos al Parque Natural o a la Ruta de los Almorávides. A pocos metros el camino se bifurca, debiendo tomar el camino de la izquierda. Unos 250 mts. más adelante el camino se vuelve a dividir: esta vez seguiremos el camino de la derecha que es el que asciende, el otro desciende hasta la estación del ferrocarril.
 
Al cabo de 1 Km. pasamos por una cantera abandonada donde podemos encontrar restos prehistóricos. Continuando nos encontramos con una nueva bifurcación en forma de curvas ascendentes a la derecha y la izquierda. Unos 650 mts. más adelante, pasamos, si vamos en coche, bajo unos postes de alta tensión: es en este momento cuando debemos plantearnos el aparcar el coche y seguir a pie hasta la base de las Escalerillas.
 
A unos 200 mts. nos encontramos con los hitos que nos indican el comienzo de la senda. Rápidamente nos encontramos con la famosa escalera construida sobre la piedra, llamada popularmente “escaleras árabes” a pesar de que fue allá por los años cuarenta del siglo pasado cuándo se construyó. Seguiremos luego, por una vereda que nos va mostrando magníficas vistas de la estación, así como del embalse de la Encantada y de la Sierra de Alcaparaín, con su pico denominado el Grajo en un segundo plano.
 
En el puertecillo nos encontraremos una alambrada que podremos superar sin dificultad. Luego seguiremos por una senda que nos encontramos a la derecha. En el nos encontramos con una rampa rocosa con inclinación ascendente de derecha e izquierda, por donde podremos pasar a la segunda pared rocosa.
 
Siguiendo el camino entraremos en un pedregal con abundante matorral. Aquí el camino llega a desaparecer y nos vemos en la necesidad de continuar a campo traviesa, siguiendo la dirección Norte. Aquí la pendiente es muy fuerte por lo que es conveniente tomarse esta ascensión con la suficiente tranquilidad. En la parte superior podremos ver unos tajos por en medio de los cuales baja una pequeña torrentera de agua. Nos dirigiremos hacia él siguiendo siempre el lado derecho del tajo. A 1.190 mts. nos encontramos con la meseta de la cumbre, que es el destino final de esta excursión. El camino de vuelta lo podemos hacer sobre nuestros pasos o bien dirigiéndonos hacia el Sur, a la zona de las canteras y el pinar que divisamos bajo nuestros pies a medida que bajamos por la escalera.
 
Características de la Ruta:
 
Duración: 3 h.
Grado de dificultad: Alta
Longitud: 11 Km.
 
RUTA RUINAS DE BOBASTRO – LA ENCANTADA
 
Descripción: Para realizar esa bonita ruta tomaremos la carretera comarcal que va hacia Álora. Una vez pasado el poblado el Chorro, a algo más de 1 km, se llega a la ermita de Villaverde, construida al lado de una necrópolis medieval. Continuando unos 800m tomaremos un desvío a la izquierda, siguiendo un cartel que anuncia que las ruinas de Bobastro está a 5 km.
 
A 2.7 km del desvío se llega al cartel que nos dirige a la iglesia Mozárabe. Aquí podemos dejar el vehículo.
 
La vereda empieza en forma de escalinata, subiendo por los conglomerados y areniscas, la cual nos lleva en poco a la iglesia rupestre. Todo el conjunto se encuentra rodeado por una valla metálica cuyo portón casi siempre está abierto sin que haya problemas para su acceso. Después de visitar la iglesia, salimos del recinto y rodearemos la valla hacia la derecha para seguir una senda excavada en la roca situada detrás de la iglesia que nos lleva hasta la carretera.
 
Tras andar 100m se llega a la pista por la que se accede a la carretera de servicio que rodea el embalse de la Encantada. Continuaremos bordeando el embalse. Desde aquí tenemos unas bonitas vistas de las casas y cuevas de Bobastro para, atravesando un almendral, llegar a las ruinas, las cuales impresionan por su grado de conservación. Tras visitarlas subiremos por la ladera para contemplar: la Sierra de Huma al frente; el Chorro abajo; y a la derecha, una típica curva descrita por el rió Guadalhorce.
 
Si cruzamos la carretera podemos subir al punto más alto de la Mesa de Villaverde (662 m) donde se encuentra el Castillón, antigua alcazaba de Bobastro. Iniciamos el regreso bordeándolo para llegar a la carretera y al punto de partida. Si en vez de ir por la calzada seguimos pegados al borde del precipicio, dejando la carretera a la derecha, descubriremos nuevos restos de Bobastro.
 
Características de la ruta:
 
Duración: 3 h.
Grado de Dificultad: Baja
Longitud: 7,5 Km.
 
FLORA Y FAUNA
 
Vegetación que nos encontraremos, entre las especies arbóreas pinos carrascos, eucaliptos, cipreses y en zonas altas almendros y olivos además de acebuches y algarrobos. En el matorral, aulagas, erguenes, abundantes palmitos. La fauna que podemos ver, la cabra montés, que frecuenta las zonas más escarpadas y tranquilas. Entre las rapaces se encuentran el buitre leonado, águilas calzada. Entre las aves de menor tamaño, dependiendo de la época de visita, aparecen el pinzón, herrerillos, carboneros, colirrojos, mirlo. Igualmente son frecuentes las lagartijas en las zonas secas.

 

 

 

 

 

 

Idioma

English (UK)Español (Formal Internacional) (ES)

Disponibilidad